La clave de una vida fitness está en la perseverancia

0
87

Llevar una vida fitness implica alimentarse bien y hacer ejercicio. Muchas veces lo hacemos, pero solo por una temporada, regresando a nuestros antiguos hábitos. Sin embargo, estos no son los únicos requisitos para cambiar tu vida, puesto que deben convertirse en un hábito, cuyo ingrediente clave, es la perseverancia.

Siempre hemos escuchado que la perseverancia es la respuesta a todo, y en efecto, lo es. Ser constante en los objetivos que nos proponemos, puede resultar difícil en un principio, pero cuando lo haces formar parte de tu vida, genera buenos resultados. De hecho, aunque no te des cuenta, renunciar a una vida fitness, puede hacer que el proceso de cambio sea más lento, porque tendrás que volver a empezar.

Llevar una alimentación correcta, no quiere decir que debes hacer dietas en donde comes menos de lo que deberías. Tu nutrición debe ser proporcional al entrenamiento que realices y a las calorías diarias que debes conseguir en base a tu cuerpo, contando con todos los alimentos necesarios (proteínas, grasas y carbohidratos). En cuanto al entrenamiento, debes fijar metas que quieres alcanzar. Siempre pensando en evitar ejercicios que perjudiquen a tu salud. Para ver resultados, es recomendable hacer ejercicio como mínimo 3 veces por semana.

Una vida saludable está formada por muchos sacrificios, que valen la pena arriesgar. No solo te ayudan a sentirte bien en el momento, sino que en un futuro te sentirás excelente. Además que, mientras sigues un hábito, tu resistencia y fortaleza empiezan a mejorar.

La persistencia es la clave de una vida fitness. ¿De qué sirve alimentarte bien, si solo lo harás por una semana; o hacer ejercicio, si el entrenamiento te dura solo un mes? Es importante, plantearse metas y volver a la vida saludable, un estilo de vida.

Te deseamos suerte con tus objetivos y te recordamos que ser persistente es el inicio de un excelente cambio.