Claves para tener un desayuno perfecto

0
59

De seguro tus padres siempre te han dicho que el desayuno es la comida más importante del día. Y en efecto, lo es. Después de 8 horas de ayuno, es importante empezar el día con las pilas recargadas y con la energía suficiente para afrontar la mañana. Es por esto, que salir de la casa sin desayunar, no es una buena opción.

Pero… ¿Y si tomo un café? Ni lo sueñes, el café no es un desayuno. De hecho, beber café con el estómago vacío es malo para el estómago, ya que, según la OMS, estimula la producción de ácido.

Entonces… ¿Qué debo hacer o tomar en cuenta para tener un desayuno perfecto?

El desayuno perfecto debe aportar los nutrientes suficientes y necesarios para afrontar el día, ni más ni menos. Aquí te compartimos, las claves que debes cumplir para que tu desayuno sea perfecto y te dé energía para el día.

Completo nutricionalmente

El desayuno debe tener las vitaminas y minerales que nos brinden energía y favorezcan a la concentración. Debes incluir una porción de fruta, proteína, lácteos y si deseas puedes agregar una porción de carbohidratos. El objetivo, es que sea un desayuno equilibrado que nos sacie en la mañana y que reduzca el picoteo entre horas.

Dedícale tiempo al desayuno

Un desayuno debe durar entre 15 y 20 minutos, debes masticar correctamente y procura comer sentado, para tener una buena procesión y digestión de alimentos. Si tus mañanas son apuradas y no tienes tiempo para preparar, te recomendamos dejarlo listo la noche anterior.

No te olvides de una buena hidratación

Después de disfrutar tu desayuno, bebe un vaso de agua antes de salir de la casa. Es importante que te hidrates bien, para mantenerte activo.

No elimines completamente los azúcares

La idea es que aprendas a elegir los azúcares que son buenos para tu salud, como los que se encuentran dentro de frutas. Pero si algún día, te antojas de un pedazo de pastel o un croissant, no dudes en incluirlo.

Deja que la creatividad fluya 

Muchas veces, nos cansamos de comer siempre lo mismo y optamos por comer fuera. Pero, ¿Qué tal si en lugar de verlo como una rutina, lo conviertes en algo divertido? Puedes buscar recetas nuevas, o experimentar y dejar que tu creatividad tome protagonismo.

La calidad de los alimentos pesa sobre la cantidad

Si consumimos alimentos de calidad (ricos en hidratos de carbono de absorción lenta o proteínas) nos sentiremos satisfechos durante el día y evitaremos picar entre horas. Pero, si comemos una cantidad grande de alimentos de baja calidad, tendremos energía instantánea, que desaparecerá enseguida.

Cómelo pronto

Debes desayunar al poco tiempo de levantarte, ya que el cuerpo necesita energía para arrancar. No esperes hasta el mediodía.

No te olvides de la media mañana

Lleva un snack saludable para consumirlo antes del almuerzo, una pieza de fruta, un yogur o un smoothie. Así evitarás llegar con tanta hambre a la comida y te sentirás satisfecho con lo necesario.

El desayuno es sumamente importante, porque te da la energía suficiente para el día y evita que comas más de lo que debes. Además, si quieres mantenerte en tu peso ideal, es importante que lo incluyas en tu dieta, junto a una actividad física. Recuerda, que no hay excusas para no desayunar, organiza tu tiempo y dale unos minutos de tu día.