¿Conoces sobre el entrenamiento LISS?

0
25

De seguro que el HIIT te suena más, pero aunque sea bueno para la salud, no es apto para todos. Es por esto que aparece el LISS (Low Intesity Steady State) un entrenamiento de continuidad y baja intensidad que todos pueden practicar.

¿De qué se trata?

Este entrenamiento se basa en ejercicios de cardio a baja intensidad que mantengan el mismo ritmo durante un largo periodo de tiempo. Por ejemplo, cuando nos subimos a una bicicleta estática o una caminadora, en este entrenamiento, deberemos mantenernos con la misma velocidad por un tiempo determinado. Lo ideal es llegar a 45 minutos o 1 hora, para que sea completamente efectivo. El LISS ayuda a que el cuerpo se adapte a los primeros estímulos de entrenamiento, sin forzarlo o lastimarlo. Es altamente recomendado para personas que no pueden realizar ejercicios fuertes o complejos de alta intensidad.

Cuando entrenamos de esta forma quemamos menos calorías, pero al no ser un ejercicio fuerte, no necesitamos un tiempo de recuperación tan largo, por lo que lo podemos hacer todos los días. Además, como todo entrenamiento, debes tener un objetivo claro. Y si lo que buscas es perder peso, el entrenamiento LISS es el correcto. Si quieres ganar masa muscular, este ejercicio no te ayudará. Cuando entrenas con menor intensidad, tu cuerpo dispone de más oxígeno y como la grasa necesita más oxígeno para desaparecer, este entrenamiento te ayudará a quemar más grasa.

¿Cómo practicarlo?

Puedes aplicar este entrenamiento a varios deportes, como a la natación, running o marcha deportiva. Todo depende de tus capacidades y de tu tiempo. Debes mantener un ritmo constante y controlar tu respiración. La frecuencia cardíaca debe mantenerse entre 50-70%. No necesitas accesorios, ni una prenda específica, por lo que puedes llevar la vestimenta de deporte que siempre usas.

Por último, el entrenamiento LISS es apto para todos, sobre todo para quienes quieren mantener su peso ideal. Pero, es recomendable, combinarlo con el HIIT al menos dos veces a la semana, sin olvidarse de una buena alimentación. ¿Te apuntas?